Rate this post

Ambas instituciones colaboran desde 2017 en el IBF Social para acercar la música a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, aislamiento o soledad, haciendo posible que puedan disfrutar de sus beneficios recreativos, sociales, terapéuticos y emocionales y aliviar la situación de dificultad que están viviendo.

El presidente de la Asociación Conexión Musical Canarias, Carlos Rivero y la directora de la Fundación MAPFRE Canarias, Esther Martel, renovaron este mes de marzo su compromiso de colaboración para el impulso, entre los meses marzo y septiembre, del IBF Social.  Una iniciativa que se enmarca en el International Bach Festival y que nace en 2017 con el firme propósito de acercar la música y sus beneficios recreativos, sociales, terapéuticos y emocionales, a aquellas personas y colectivos que están en una situación de vulnerabilidad, aislamiento o soledad.

Este acuerdo permitirá la realización dentro del apartado del IBF Social de diversas actividades como La música te acompaña, un programa destinado a acompañar y apoyar a través de la música en directo a las personas en los hospitales y centros sociosanitarios. La programación está compuesta por conciertos retransmitidos en directo (streaming) con un repertorio que incluye piezas clásicas y populares; un concierto presencial, en el que los músicos del Festival Bach visitarán una residencia para que las personas que se encuentran en ella puedan disfrutar de esta experiencia, y 6 microconciertos presenciales, de pequeño formato y para grupos reducidos, en centros sociosanitarios de la isla en los que se combina la música con el diálogo.

Además, en los meses de mayo y junio, la sede de la Fundación en el Edificio Cultural Ponce de León acogerá los talleres de Música y Movimiento, dirigidos a personas con diferentes capacidades, en colaboración con la Asociación Down Las Palmas y Plena Inclusión Canarias.

Gracias al compromiso de ambas instituciones para mejorar la vida de las personas a través de la cultura, el IBF Social comienza un nuevo año de programación que dará lugar a momentos únicos tanto para los músicos como para los espectadores y participantes en las actividades.